spot_img

Intrusismo laboral

A finales de Junio, en Burgos, finalizaba uno de los Congresos, creo que el XII del Capítulo de Cirugía Endovascular. Leyendo el programa científico, me froté los ojos y tuve que releer la sociedad organizadora creyendo que se trataba de un congreso de SERVEI (Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista). No me había confundido, sino que los contenidos del programa se superponían a los de un congreso cualquiera que puedan organizar los radiólogos intervencionista. Entonces según lo visto, deduje que en nuestro país hay dos versiones (α y ß) de practicar una angioplastia en una estenosis arterial, realizar una embolización de un aneurisma visceral o poner un stent en una arteria o en una vena. Directamente pensé que ambas acciones no pueden resultar iguales ya que las realizan distintos especialistas con un entrenamiento muy diferente. Me cuentan que en ese Congreso de Burgos se habló de competencias, regularización y que sobrevoló en el ambiente la palabra intrusismo como como contexto o pretexto de denuncia legal.

La Angiología y Cirugía Vascular es la especialidad médico-quirúrgica encargada del diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades que afecten a los vasos sanguíneos, ya sean venas o arterias (¿Incluso la oftálmica?). Desconozco en qué momento la CV incorporó la Angiología a su especialidad (circunstancia no extendida en Europa). Ahora unilateralmente se han apropiado del término endovascular con lo que añaden a sus programas las técnicas intervencionistas que por muchos años vinieron desarrollando los Radiólogos Intervencionistas. Da la impresión que esta especialidad, la CV, al parecer con patente de corso, incorpora a sus programas los procedimientos y técnicas que desarrollaron y vinieron haciendo por años los radiólogos intervencionistas (RI). Afortunadamente, la historia aclara esta última afirmación. La mayoría de los inventores de dispositivos y técnicas de Intervencionismo en la historia de la Medicina fueron y son RI: desde Charles Dotter (1964) artifice de la primera angioplastia hasta Julio Palmaz (1991) inventor del stent metálico (ver tabla). Quizás el ejemplo mas claro de esta absurda historia está resumido en el endograft (prótesis) para tratar los aneurismas de aorta (en esos años estaba presente en el Health Science Center de Universidad de Texas en San Antonio EEUU). Tres argentinos, a los tres conozco bien, un cirujano vascular Juan Carlos Parodi, un radiólogo intervencionista Julio Palmaz y un ingeniero Héctor Barone, diseñaron y pusieron a punto en el Departamento de Radiología Intervencionista la primera prótesis de aorta. Al parecer el éxito se lo quedo en su totalidad Juan Carlos Parodi, y de Palmaz y Barone nadie se acuerda

La cirugía trata de los vasos (arterias y venas). ¿Todos los vasos del organismo hasta los capilares son objeto”propiedad” de los CV? ¿Se podría decir entonces que los pioneros radiólogos intervencionistas inventores de los dispositivos y de las técnicas fueron/son impostores e intrusos? Con razón, los cirujanos vasculares del Hospital en Oregón Health and Science University (OHSU) después de su éxito con la angioplastia que salvó la pierna de la paciente, le advertían al intruso Dr. Charles Theodore Dotter: “Do not try to fix” (No intentes arreglarlo). Afortunadamente el Dr. Dotter y otros muchos RI siguieron inventando y trabajando por y para los pacientes con diferentes enfermedades. En este caso no conozco si hubo o no denuncia por intrusismo.

Podría sonar como escandaloso acusar de intrusos a los pioneros que durante más de media centuria han estado trabajando e inventado la mayoría de los materiales y procedimientos intervencionistas que otras especialidades reclaman como propias e inherentes a su esencia. Lo peor es que utilizan como argumento en la reclamación, la propiedad de los pacientes. También sonaría mal si se argumentara aquello “ de que como los pacientes son míos puedo hacer lo que quiera”.

Existe una modalidad de intrusismo laboral denominado “obligado”. Alguien podría pensar que es una reinvención profesional, pero en el fondo se trata de intrusismo duro y puro. Un cambio en los conceptos, herramientas y técnicas que de no realizarse, los individuos o profesionales que toman esa decisión, se quedarían en el paro más absoluto o su profesión no tendría contenidos.

En España, intruso es el que ejerce actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente. Según el articulo 403.1 del Código Penal si la actividad profesional desarrollada exigiere un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y no se estuviere en posesión de dicho título, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses. La pregunta es ¿dónde está el título? ¿quién posee ese titulo?. Sería excelente que hubiera una primera denuncia de intrusismo para que finalmente fueran los jueces, ya que la administración sanitaria se pone de perfil y no decide, los que analizando la historia y las razones dirimiesen en uno otro sentido para sentirnos todos más cómodos , sobre todo los pacientes.

Referencias

  • Programa SEAV 67 Congreso SEAV Burgos 2022 en https://congresos-seacv.com/
  • Parodi JC, Palmaz JC, Barone HD. Transfemoral intraluminal graft implantation for abdominal aortic aneurysms. Ann Vasc Surg (IF: 1.47; Q4). 1991;5(6):491-9
  • Laborde JC, Parodi JC, Clem MF, Tio FO, Barone HD, Rivera FJ, Encarnacion CE, Palmaz JC. Intraluminal bypass of abdominal aortic aneurysm: feasibility study. Radiology . 1992;184(1):185-90
  • Intrusismo laboral https://www.dexiaabogados.com/blog/delito-intrusismo profesional/

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos