spot_img

Testimonios clínicos: Dina

Nuestra paciente ya había cumplido los 69 años y todo iba bien en su vida, cuando consultó con su médico de atención primaria por unos ruidos constantes en el oído derecho acompañados de mareos, sobre todo al levantarme. Dina, de origen portugués, es una mujer elegante, coqueta, culta y llena de vida y alegría. Cuando el especialista en neurología le comunicó que en una semana le operaban por una estrechez de más del 95 % en la arteria carótida derecha, no sintió miedo. La visita del cirujano, atento y cordial, le dejo muy preocupada cuando le dijo que la única opción era abrir el cuello y reparar la estrechez. Aquella noche se miró en el espejo de su habitación varias veces y no le gustó la idea de una cicatriz larga en el cuello. “Con lo que me gustan los collares”, se dijo, “no volveré a llevarlos”. Se tranquilizó, de momento, cuando pensó en los pullover de cuello alto. “En fin, la salud es lo primero “pensó.

Al día siguiente, la casualidad o la fortuna le vino a dar un respiro. Su querido hijo Unai le traía la noticia de que existían otras alternativas a la cirugía de cortar, con buenos resultados y contrastados. Unos amigos y clientes de su magnífico rincón gastronómico le habían informado que, además de la cirugía, había otras formas de operar la estenosis de carótida sin cicatriz, con una operación sin dormir y hospitalización de apenas unas horas. Dina se sintió incomoda por no haber recibido esa alternativa terapéutica de sus primeros doctores. Pospuso su intervención y acudió a la consulta de neurología en la que el neurólogo le informó de todas las opciones de tratamiento aconsejándole que su enfermedad requería de una solución u otra ya que la estenosis estaba a punto de cerrarse, con las consecuencias graves que eso podría conllevar. En la consulata de Intervencionismo le explicaron los pormenores de la intervención y los posibles riesgos.

Dina al fin se operaba, pero no habría cicatriz y al parecer correría pocos riesgos en manos de los doctores que le iban a operar.

Con preparación de 24 horas se intervino a la paciente con sedación y control de ultrasonido intracraneal. Dina tuvo un ingreso de 24 horas con integración en su vida normal inmediatamente.

Dina está muy contenta con su intervención. Nos ha confesado que antes no conocía lo que era capaz de hacer la Radiología Intervencionista y que se debería dar a conocer, sobre todo entre los médicos, para que los pacientes se pudiesen beneficiar de su trabajo.

No duda de que se lo aconsejaría a sus amigos e incluso si ella tuviera que hacérselo otra vez, lo haría de buen grado. “No es aceptable que los pacientes se enteren por internet”.

Se muestra la RM donde aprecian lesiones isquémicas antiguas. Estenosis critica de la arteria carótida Interna derecha (99%).
Procedimiento durante la intervención. Implantación de stent Acculink de titanio 8x6x4 sin incidencias.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos