La entrevista out of context: Mariano de la Viña

0
146
13 de Octubre, Zaragoza
Dramática tarde de toros en la Feria del Pilar. El torero Mariano de la Viña, subalterno del maestro Enrique Ponce, que esta tarde actuaba en la Feria del Pilar de Zaragoza, en un cartel que completaban Miguel Ángel Perera y “El Juli”, ha resultado cogido de gravedad en el cuarto toro de la tarde por Sigiloso, un morlaco de la ganadería de Montalvo de 544 kilos de peso. El animal, mientras estaba siendo bregado de salida por el banderillero albaceteño, ha arrollado en el pecho a De la Viña de manera espeluznante y lo ha zarandeado hasta dejarlo inconsciente sobre la arena. 

¿Cuántos años llevas de torero?
En el toreo llevo toda mi vida, desde que sabía andar, y como profesional he estado 36 años.

¿Por qué lo de “la Viña”? ¿De dónde surge este sobrenombre? ¿Cuándo firma en el Banco lo hace con el nombre “de Mingo o de la Viña”?
El apodo “De la Viña” viene por parte de mi abuelo que era de Madrid y vivía en el barrio del Pozo del tío Reimundo y cuando comenzó a torear se le conocía como Valeriano de Mingo Jiménez, el niño de la Viña. De ahí, surge mi apodo, yo era su hijo, y heredé, no solo la pasión taurina, sino también el apodo. En el banco firmo con mi nombre” De Mingo” pero a mis negocios les he puesto mi apodo: Mariano de las Viñas SL.

Conocemos que has nacido Albacete. No es que nos hayas defraudado o nos parezca feo Albacete, pero esperábamos que todos los toreros fueran andaluces, posiblemente una tontería ¿Es un tópico lo de andaluz, Mariano?
El relacionar al torero con Andalucía es un tópico por las películas que siempre se han enfocado en esa región y nada más. El toreo es a nivel nacional. Ha habido toreros de todas la regiones y comunidades de toda España, pero si que es verdad que tanto en Andalucía como en Salamanca es donde más ganaderías de toro bravo hay en España, y claro la preparación para quien quisiera ser torero, indudablemente tendría que desplazarse a estos lugares para poder torear en el campo, en lo que se conoce como “tentaderos de vacas, novillos y toros”. Me siento muy arraigado a mi tierra a la que aprendí a querer más cuanto más alejado de ella estaba y sobre todo la valoré mucho más cuando empecé a salir a las temporadas americanas. Ahí te das cuenta de lo bien que se vive en España y sobre todo en tu casa.

¿Fue vocacional empezar en el toreo o le llevó alguna circunstancia especial?
Mi vida en el toro empezó desde niño, cuando veía a mi padre que también fue novillero y después se hizo banderillero. Crecí entre rajes de torero, capotes, muletas, pitones (los cuernos de los toros), banderillas, carretones y demás trastos que estuvieran vinculados el toreo. Mi padre fue el que me enseño todo lo que tenía que aprender para ponerme delante de un toro. Así me hice banderillero. A los 16 años ya era profesional.

¿Se siente miedo cuando estás delante de un toro? Ahora después de una cogida grave, ¿tiene más miedo? ¿Te ha pasado por la mente dejar este mundillo?
Los toros dan miedo, eso es indudable, y yo lo he tenido y mucho, no lo voy a negar. Sin embargo, también he aprendido que las personas tenemos miedo a lo que desconocemos y a la muerte. En el toreo, la muerte está a la vuelta de la esquina y los toreros sabemos que una tarde, en medio de una fiesta, entre aplausos, sin esperarlo, un toro te puede matar. Yo he vivido ese momento personalmente. Pero también es cierto que los toreros disfrutamos como nadie se puede imaginar en la fiesta. Te llegas a sentir muy bien, cuando estando en mitad de la faena el torero es capaz sentir toda la fuerza de las envestidas del toro y es capaz de templar y contener toda la bravura de ese viejo amigo. Hay momentos en que el torero, junto con el toro, está representando arte, ese arte mágico que solo entienden los que viven el mundo del toro. Siempre he respetado al toro. Esa tarde del 13 de octubre en Zaragoza el toro no me quería matar, ni hacer daño. Según mi propio matador, Enrique Ponce, fue un lance fortuito. El toro, en el momento del capotazo, tropezó y cambio su trayectoria. Me arrolló con las consecuencias que ya se saben. Pienso, que, si alguna vez me recupero de ese percance, no dudaré de volver a torear.

A pesar de la crítica de algunos colectivos ¿Piensa que los del mundo del toro son los que más quieren y respetan a este animal?
No tengo ninguna duda que quien más quiere al toro bravo somos los propios toreros, ganaderos y todas las personas que están vinculadas a este mundo. Por el toro y su bienestar se hacen muchas cosas que los antitaurinos seguro que desconocen porque creo que ellos solo ven que al toro se mata en una plaza. En la plazas de toros no hay sangre ni muerte, hay fiesta, arte y tradición.

A. Arteria ilíaca interna derecha rota, B. Extravasación, C y D. Cierre con cianoacrilato (ónix).

Cuando sufriste la cogida te antendió el Doctor De Gregorio mediante técnicas intervencionistas ¿Qué sabes acerca de nuestra especialidad?
La verdad que desconozco vuestra especialidad, salvo lo que me contó el Doctor Carlos Valcarreres; que era algo relacionado con el diagnóstico por imagen que sirve a los médicos para tratar ciertos problemas en los vasos sanguíneos y en vasos linfáticos de todo el cuerpo. Tengo que añadir que en mis días de permanencia en la clínica Quirón en Zaragoza hablamos y mucho del tema de mi cogida y como transcurrió todo. Pero no conozco personalmente al doctor de Gregorio.

Los toreros nunca conocemos a los médicos que velan por nosotros esas tardes de toros y sólo cuando pasan estas cosas llegamos a tener contacto con ellos, no es porque no queramos conocer quien está en esa enfermería de esa plaza
u otra, si no porque ya suponemos que allí siempre hay un
médico por si ocurriera algo. Para mí, dentro de mi desafortunada desgracia de la cogida de aquella tarde, tengo que decir que si me tuviera que pasar algo nunca pensé que el mejor sitio seria Zaragoza, donde tuve la gran suerte de encontrarme con ese grupo de profesionales médicos, dentro de todas sus especialidades, que se dejaron la piel en sacarme adelante, como así fue, y que les tengo tanto que agradecer por no dejar de luchar en todo momento por mi vida. Me consta que varía veces me dieron por muerto, pero gracias su empeño y a tirar de ese hilo que se llama vida se produjo el milagro.

La Radiología Intervencionista es una especialidad médica que efectivamente, como conoce el Dr. Valcarreres, tiene muchas parcelas de trabajo. En el campo de las arterias es capaz de reparar con gran precisión arterias rotas. Nos cuenta el Profesor de Gregorio que cuando el Dr Valcarreres le llamó al filo de la medianoche, él estaba a punto de irse dormir. Ya en su quirófano de la clínica Quirón, exploró la aorta y las arterias iliacas y confirmó que estaban rotas. La arteria iliaca derecha seguía sangrando y estaba hecha añicos. Cerró, embolizando ambas arterias con diminutos cierres (plugs) y con cianoacrilato (pegamento) los rotos más grandes. La intervención fue muy bien y después de dos horas consiguió sus objetivos. El Profesor de Gregorio siguió el curso clínico a través del Dr. Valcarreres pero nunca pasó a ver al paciente (probablemente por lo mediático del momento). Él guarda, en sus ficheros, las imágenes impresionantes de las arterias rotas.

Mariano, ¿quiere añadir algo mas?

El doctor Carlos Valcarreres ha sido como un padre para mí desde el momento en el que me desperté en la UCI a los ocho días del percance. Él estaba allí junto a mi mujer y, cuando ya pude tener consciencia de lo ocurrido y pude articular palabra, empezamos hablar y lo primero que le dije fue “gracias por salvarme la vida”. Nunca había hablado con él y ese día le dije “Don Carlos nunca hemos hablado ni tenía el gusto de conocerlo” y me contesto simplemente que tendríamos tiempo para ello, lo cual a mí me resulto hasta gracioso pues sabía que me iba a pasar allí una larga temporada.

Yo ante mi curiosidad por saber lo que me había ocurrido, porque tengo que decir que con la cogida no recuerdo nada de nada del día anterior, empecé a preguntarle sobre lo ocurrido y Carlos me dijo que si quería saber me lo contaría todo, como así fue y todavía más sorprendido y agradecido tengo que estar a todos vosotros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here