Standards of practice (SOP)

0
1476

Los filtros de vena cava inferior (FVCI) son dispositivos metálicos diseñados especialmente para evitar que los trombos venosos mayores de 3 mm migren de las extremidades inferiores al pulmón. No parece haber dudas sobre la eficacia de los FIVC, aunque no hay pruebas contundentes de ello. Sin embargo, la colocación de un IVCF siempre ha sido controvertida ya que no existe evidencia clínica que respalde su eficacia. Existen algunas indicaciones indiscutibles de las FIVC, universalmente aceptadas por la comunidad científica para la prevención de la tromboembolia venosa (ETV), y son contraindicaciones para la terapia anticoagulante, una complicación hemorrágica de la terapia anticoagulante y la recurrencia de la embolia pulmonar (EP) a pesar de una correcta anticoagulación. La indicación de una FVCI en la EP recurrente se discute en algunas guías, ya que sería necesario revisar si “la terapia anticoagulante es correcta”. Sin embargo, en la práctica diaria, los FVCI se utilizan en otras indicaciones clínicas, como la profilaxis para pacientes de alto riesgo de ETV, pacientes politraumatizados, cirugía bariátrica y para pacientes con EP masiva potencialmente mortal, que requieren trombectomía quirúrgica o tratamiento dirigido catéter (CDT) (trombectomía y trombólisis local mecánica / farmacológica).

Las guías clínicas entre sociedades científicas y especialidades médicas son muy importantes para la difusión del conocimiento sobre los FVCI, las indicaciones de colocación, el manejo adecuado de los pacientes con FVCI y recomendar el cumplimiento de las guías clínicas vigentes. En más del 70% de los pacientes, los radiólogos intervencionistas (RI) son responsables de la colocación, la atención y la recuperación de la FVCI en la mayoría de los países . Sin embargo, llama la atención que la gran mayoría de las guías científicas y de consensos sobre la enfermedad tromboembólica venosa no involucran RI en su preparación para opinar de los FVCI.

Las Sociedades Iberoamericanas Intervencionistas (SIDI) y de las Sociedades Españolas de Radiología Intervencionista y Vascular (SERVEI) publican en Journal Clinical Medicine en 2021 un standars of practice (SOP) que aporta las indicaciones consensuadas basadas en la evidencia sobre recomendaciones para la colocación, recuperación y manejo de las FVCI. Además, resulta oportuno que los RI contribuyan a la difusión entre sus socios del correcto manejo y uso de estos controvertidos dispositivos.

“Es como si en una foro de debate sobre camiones de alto tonelaje ninguno de lo participantes tuviera permiso de conducir. Cuanto menos, sería algo sorprendente”.

Profesor de Gregorio ¿Porque una guía clínica sobre filtros de VCI, cuando hay muchas y buenas guías de otras sociedades?
Efectivamente hay muchas guías sobre FVCI monográficas o en el contexto de la enfermedad tromboembolica venosa. La tienen, que yo sepa, las americanas AHA American Heart Association), ACCP (American College of Chest Physician,) ASH (American Society of Hematology), ACR (American college of Radiology), SIR (Society of Intervenciotional Radiology; las europeas ECS (European Society of Cardiology) y ERS (European Respiratory Society) y española SEPAR (Sociedad Española de Aparato Respiratorio). Probablemente existen algunas mas a nivel nacional o internacional. No obstante llama la atención que salvo las americanas ACR y SIR para elaboración en ninguna participan los radiólogos intervencionistas. No defiendo que para poder hablar de algo debas saber hacerlo, pero quizás ayudaría en su comprensión y en la resolución cuando menos de problemas técnicos. “Es como si en una foro de debate sobre camiones de alto tonelaje ninguno de los participantes tuviera permiso de conducir”. Cuando menos, sería algo sorprendente.


¿Por qué cree que los Radiólogos Intervencionistas no han sido requeridos para participar en la elaboración de guías sobre FVCI?

Como ya he dicho anteriormente en la mayoría de los países, los radiólogos intervencionistas (RI) son responsables no solo de la colocación, sino también de la recuperación de la FIVC, así como de la realización de trombólisis dirigida por catéter y / o trombectomía-CDT farmacológica o mecánica para el tratamiento de la EP.

“En ninguna guía clínica participaron radiólogos intervencionistas, pero sí se incluyeron: internistas, cardiólogos, hematólogos, cirujanos generales, traumatólogos, cirujanos vasculares, neumólogos, angiólogos y cirujanos torácicos.”

Las razones por las que nos se cuenta tradicionalmente con el RI las desconozco, pero se podría sugerir el alejamiento tradicional del RI de la clínica y la poca conexión transversal con otras especialidades médicas. Realizamos una búsqueda exhaustiva en MEDLINE/Pubmed utilizando los operadores booleanos ‘AND’ y ‘OR’, y el resultado final en PubMed Advanced Search Builder fue: Consenso de expertos OR, panel de expertos, OR pautas de sociedad, OR pautas clínicas OR grupo de estudio AND filtro de vena cva OR interrupción de la vena cava. Todos los manuscritos disponibles desde 1991 hasta la fecha actual fueron evaluados y limitados para publicaciones significativas basadas en evidencia en idioma español o inglés.

Se obtuvieron un total de 233 artículos, de los cuales se revisaron títulos y resúmenes. De ellos, el 79,39% (185 artículos) fueron excluidos como publicaciones científicas no significativas basadas en evidencia (comentario, editorial, carta, noticia, periódico o informe de caso) o duplicados. Se incluyeron un total de cuarenta y ocho artículos (20,6%), que fueron revisados en su totalidad. Solo ocho (3,4%) artículos correspondían a guías clínicas de sociedades o asociaciones. En ninguna guía clínica participaron radiólogos intervencionistas, pero se incluyeron: internistas, cardiólogos, hematólogos, cirujanos generales, traumatólogos, cirujanos vasculares, neumólogos, angiólogos y cirujanos torácicos. Se encontraron dos guías clínicas realizadas por radiólogos diagnósticos e intervencionistas americanos ACR y SIR en las que participaron radiólogos intervencionistas.

¿Cuáles son los objetivos que pretende esta guía o estándares de practica (SOP)?
Los objetivos de esta guía no modifican los guidelines o recomendaciones de las diferentes Sociedades Médicas. Ya se ha comentado Hay una substancial coincidencia entre ellas, de tal forma que quizás podría existir un consenso entre todas. Quizás el objetivo final de la existencia de las guías en las diferentes sociedades está en la proximidad de la sociedad y sus documentos a sus socios. Se entiende que una recomendación de tu propia sociedad va a tener mejor y más fácil cumplimentación. Por otra parte, porque no admitirlo, hay un cierto acento reivindicativo a favor de los radiólogos intervencionistas.

¿Quiénes han colaborado en su elaboración?
Es un trabajo de colaboración entre las dos Sociedades de Radiología Intervencionista de habla española y han contribuido más de 20 intervencionistas con diferentes grados de colaboración. Dos revisores externos han vigilado y contrastado el nivel científico de la guía: los doctores David Jiménez del Hospital Ramón y Cajal de Madrid experto neumólogo español con proyección mundial en temas de Enfermedad tromboembolia venosa y William T Kuo, radiólogo intervencionista de la Universidad de Stanford (EEUU) experto en FVCI tanto en la implantación como en retirada. Destacan entre todos la labor encomiable de los coordinadores de la guía: Drs. Andrés Guirola de Zaragoza (España) y Juan José Ciampi de Granada (España).

¿Ha habido alguna dificultad para la publicación de esta guía?
Si, desgraciadamente ha habido bastantes dificultades para su publicación. Las revistas de nivel clínico tanto en español como en ingles argumentaron que estaba bien, pero era redundante, y que no decía nada nuevo. Esta argumentación se podría aplicar también a estas guías. Si no hay novedades en una guía, con una única guía para todas las especialidades sería suficiente. Por supuesto, añadir novedades hubiera sido de fácil rechazo por heterodoxa. La guía americana realizada por la SIR, centró sus razones de rechazo a favor de uso de las recomendaciones americanas que son a su vez copia de las guías de la ACCP, AHA, ASH, ECS.

¿Cuál sería, en su opinión, el valor añadido de esta guía y su publicación?
Pues, sinceramente en lo científico añade poco. No obstante creo que el valor añadido de esta guía reside en la proximidad y accesibilidad. Esta guía en inglés o en español es la guía de ambas sociedades y sus socios pueden tenerla como propia. La guía va a estar en la página web de ambas sociedades y sobre ella cualquier usuario español o latinoamericano puede hacer preguntas o comentarios.

Puedes consultar el artículo publicado en el siguiente link:


De Gregorio MA1, Guirola JA1,*, Sierre S2, Urbano J3, Ciampi-Dopazo JJ4, Abadal JM5, Pulido JM6, Eyheremendy E7, Lonjedo E8,Guerrero GM9, Serrano C1, Pardo P4, Arrieta M10, Rodriguez J1, Bonastre C1, Behrens G11, Lanciego C12, Ferral H13, Magallanes M14, Mendez S15, Perez M16, Gonzalez-Nieto J17.

Revisores: Kuo WT18 and Jimenez D19. Ibero-American Society of Interventionism (SIDI) and the Spanish Society of Vascular and Interventional Radiology (SERVEI) Standard of Practice (SOP) for the Management of Inferior Vena Cava Filters in the Treatment of Acute Venous Thromboembolism. Journal Clinical Medicine 2022.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here